Después de Libia, ¿qué?

Después de Libia ¿qué?

Después de Libia, ¿qué?

Muy pocos podrían dudar que fue un asesinato lo de Gadafi.

Afganistán, Irak, Libia. Y después, ¿cuál de los países del mundo será atacado por Estados Unidos primero y por las fuerzas de la OTAN después, en nombre de la lucha contra el terrorismo?

¿Será ese el estilo a seguir en lo adelante, desterrar o matar a líderes (recordar Haití y Honduras) religiosos o populares, incluso si una buena parte del pueblo, no importa que sea mayoría, comparte sus ideas y apoya su liderazgo, si fueron elegidos democráticamente? ¿Lanzar bombas, cohetes, balas, contra civiles, incluidos mujeres y niños? ¿Apalear a quienes se resistan, destruir edificaciones por muy antiguas y valiosas que sean, y mientras todo esto sucede afirmar al mundo que la situación está bajo control, que el país va por el camino apropiado y que en lo adelante será más libre de elegir lo que desea?

¿Serán casualidad la deportación de Aristide, el secuestro de Zelaya, el golpe de Estado a Chávez y el intento de golpe a Correa (con intentos de asesinato en ambos casos); las muertes planificadas y de manera horrenda de Osama Bin Laden y de Gadaffi? En el primero de estos últimos, por no horrorizar al mundo no mostraron las imágenes de su cadáver, lo lanzaron al mar, según afirman; en el segundo, los detalles de su tortura y casi segura matanza ulterior han dado la vuelta al mundo. ¿Será que nos dejaremos imponer tal estilo de “democracia”? ¿Habrá que seguir asistiendo por los medios de comunicación masiva a desmanes que se suceden con total impunidad? Y todavía algunos se dejan engañar.

Los mismos que acusan a Cuba de violar los derechos humanos en cuestiones tan improbables como la atención a la infancia o a los ancianos, que son aquí se suma prioridad, ríen mientras castigan o torturan, como sucedió en Abu Ghraib o en la Base Naval de Guantánamo.  Asesinos sueltos, inocentes cautivos. El mundo al revés.

Mientras tanto, ¡cuántas personas viven conectadas a sus computadoras, pendientes de la telenovela o de la propaganda vana con el último modelo de carro, la dieta menos rica en colesterol o el aparato más sofisticado para bajar de peso!. Mientras tanto, el mundo sufre y otro pueblo está en la mira de quienes tienen el poder, no el de las ideas o la razón, sino el de las armas para exterminar e imponerse a su conveniencia. Algún país, preferiblemente con recursos naturales, está “en remojo”. No nos dejemos ahogar tan fácilmente.

Anuncios

Acerca de cubaicani

Soy una filóloga devenida periodista que adora su país y siente por todos los demás. Me gusta leer, escuchar canciones, cantar en español y en ruso, rememorar letras de poesías que aprendí en la infancia o en la adolescencia. Quisiera que un día cercano no hubiera guerras en el mundo, que todos los niños fueran felices y que el amor moviera a cada ser que existe en este u otro planeta.
Esta entrada fue publicada en CUBA, DEMOCRACIA, DERECHOS, LIBERTAD, RECURSOS NATURALES, TERRORISMO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s